Consejos para volver al gimnasio tras el verano

Si con la llegada de septiembre y la vuelta a la rutina pretendes volver al entrenamiento físico que dejaste en verano o quieres conseguir que el deporte entre a formar parte de tu vida, lo que tienes que tener en cuenta es que hay que hacerlo poco a poco.

Adaptarse al hábito del entrenamiento no es una tarea fácil, se requiere de fuerza de voluntad, energía y tiempo. Encontrar el deporte que mejor encaja contigo o buscar motivaciones a corto plazo son algunos de los consejos para volver a la actividad física.

Recomendaciones para volver al entrenamiento físico

Elige el mejor deporte para ti. Por muy de moda que esté el pádel o el running quizás no sea lo tuyo. No te dejes llevar por las tendencias del momento y elige algo que te guste y/o se te de bien. Además, debes valorar tu condición física para saber a qué actividad física se puede enfrentar tu cuerpo. Esto te permitirá marcarte objetivos realistas.

De menos a más. No lo des todo al principio.  El sobreesfuerzo al inicio puede causarte alguna lesión o tal malestar que termine con tu propósito. Mejor empieza poco a poco, así darás tiempo a tu cuerpo y tu mente para habituarse a la vuelta a la rutina y cogerás con el tiempo la forma física que te permita aumentar la intensidad del entrenamiento.

Primero musculación, luego cardio.  En contra de lo que pueda pensar mucha gente, mejor empieza por la musculación y no por el cardio. El cardio consume el glucógeno de los músculos, por eso siempre se debe hacer después de las pesas. Si lo hacemos al revés, nuestro cuerpo tendrá menos fuerza.

Buena alimentación. Deja atrás los excesos del verano. Tu cuerpo va a necesitar una alimentación equilibrada que aporte la energía suficiente para realizar la actividad física.

Prepárate. Hazte con el equipo necesario para volver al gimnasio: calzado apropiado y ropa cómoda y transpirable.

 

 

[Total: 0   Promedio: 0/5]