Horas de sueño de jóvenes atletas

Horas de sueño de jóvenes atletas

Cuando se trata de entrenar, muchos jóvenes atletas y sus padres reconocen la importancia de comer bien y hacer ejercicio de manera constante. Pero a menudo las horas de sueño de jóvenes atletas no se tienen en cuenta como un factor que puede afectar el rendimiento y la recuperación.

Disfrutar de un sueño de calidad es fundamental para la energía, la coordinación, el crecimiento muscular, la recuperación y la reparación, el enfoque mental, la capacidad de controlar el estrés y el rendimiento académico de un atleta joven. Después de todo, al contrario de lo que se suele pensar, el sueño no es una actividad pasiva. Es un estado activo que conduce a la reparación, recuperación y regeneración del cuerpo y la mente de un atleta joven.

Horas de sueño de jóvenes atletas ¿Cuántas son suficientes?

Si bien la recomendación básica es que los adolescentes duerman al menos 8 horas por noche, dormir más —por ejemplo, 10 horas por noche— de manera regular puede ayudar a quienes persiguen objetivos deportivos a alcanzar su máximo rendimiento atlético. Para los niños de 6 a 13 años, la cantidad recomendada de sueño es entre 9 y 11 horas, lo que significa que tu pequeña estrella del fútbol en potencia debería apuntar de 10 a 12 horas.

Cómo ayuda a su rendimiento

Además de mejorar la energía física y la resistencia mental durante las prácticas y los juegos, el sueño puede mejorar las habilidades específicas de diversas actividades. Por ejemplo, registrar más tiempo de repetición puede aumentar la precisión de tiro entre los jugadores de baloncesto y la precisión de los servicios entre los jugadores de tenis. Por el contrario, la falta de sueño puede afectar el tiempo de reacción de un estudiante-atleta, conducir a una disminución de la tolerancia al ejercicio y un inicio más rápido del agotamiento mientras se practican deportes.

Manera de dormir más

Dadas las exigencias de los horarios de práctica, viaje y competición, así como las responsabilidades académicas, los estudiantes atletas corren un riesgo considerable de no dormir lo suficiente como para satisfacer las necesidades de sus cuerpos y mentes activos. Hacer del sueño de alta calidad una prioridad es imprescindible.

Comienza por ayudar a tu hijo a mantener un horario de sueño constante (que incluya la hora de acostarse y la hora del despertar) que permita dormir lo suficiente.

Apoya el sueño de buena calidad creando una rutina relajante antes de acostarse para ayudar a tu hijo a controlar el estrés y relajarse en un buen colchón con una buena almohada. Puedes visitar nuestro outlet almohadas para más información.

No tengas miedo de reintroducir a tu hijo a la siesta por períodos cortos (20 a 30 minutos) para complementar el sueño nocturno inadecuado según sea necesario.

Si un estudiante-atleta está luchando constantemente con el sueño, podría ser debido a una afección más grave, como insomnio, apnea del sueño o un trastorno del movimiento relacionado con el sueño. En este caso debes consultar a su médico de atención primaria que puede recomendar un especialista del sueño si fuera necesario.

 

[Total: 0   Promedio: 0/5]